« Сайт LatinoParaiso


Правила форума »

LP №18 (475)



Скачать

"Латинский Рай" - форум сайта латиноамериканской музыки, теленовелл и сериалов

Информация о пользователе

Привет, Гость! Войдите или зарегистрируйтесь.


Вы здесь » "Латинский Рай" - форум сайта латиноамериканской музыки, теленовелл и сериалов » Резюме ЛА сериалов » Как прекрасна любовь! / Qué bonito amor (Мексика) - резюме на испанск


Как прекрасна любовь! / Qué bonito amor (Мексика) - резюме на испанск

Сообщений 1 страница 20 из 147

1

http://4put.ru/pictures/max/447/1373535.jpg

capítulo 1

En pleno Centro Histórico de la Ciudad de México, María se despierta muy temprano para aplicarle su inyección a Amalia, su mamá; después despierta a Paloma e Isabel, sus hermanas, para que se preparen para llevarlas a la escuela.

En Los Ángeles, California, Altagracia se dedica a los últimos preparativos para la boda de su hija Wendy que será el al siguiente día.

Amalia le cuenta a María que está preocupada porque deben un mes de renta; María

le pide que no se preocupe, ya que Don Concho le prometió un aumento de sueldo.

Santos les cuenta a Justo y a Altagracia, sus padres, que esa noche va a presentar una colección de autos de lujo que le va a dejar muy buenas ganancias.

En el bar Ay Jalisco, no te rajes, María, vestida de mariachi, sale a cantar.

En la presentación de los autos, el comandante Derecho y su gente entran a la agencia automotriz a detener a toda la gente, acusándolos de lavado de dinero.

Cuando María termina de cantar, Rubén, abogado y cliente, se acerca a darle unas flores, pero en ese momento aparece Lorena, la esposa de Rubén, y enfrenta a María, la insulta y le exige que deje en paz a su marido, porque si no va mandar a cerrar ese lugar.

Los hombres del comandante Derecho encuentran dentro de las vestiduras del auto de Michael, amigo de Santos, fajos de dólares. Bruno, amigo de Santos y próximo esposo de Wendy, logra llegar a la bodega, llama a Giuliano y le cuenta lo que está sucediendo; éste le dice que borre de la computadora todo lo que los pueda implicar. Giuliano habla con Santos, le dice que alguien le tendió una trampa y que no permita que lo atrapen.

Don Concho regaña a María, le dice que le va a descontar un día de sueldo y que no le va a dar el aumento que le prometió.

El comandante Derecho y su gente llegan al hangar a detener a Santos, pero él logra despegar su avioneta a tiempo. Ya en el aire, una hélice de la avioneta deja de funcionar y comienza a caer en picada.

0

2

capítulo 2

Santos está vivo

Amalia dice a María que va a regresar a trabajar.

Justo está furioso por la huida de Santos ya que eso lo hace culpable.

Bruno y Arnold se enteran que van a permanecer varios días detenidos, Bruno se preocupa por que al día siguiente se casaba.

El procurador avisa a Justo y Altagracia que la avioneta de Santos tuvo un accidente y el cuerpo se encuentra en el forense, le, pide que en cuanto puedan pasen a identificarlo; Altagracia queda inconsolable.

Paloma ve a Rodrigo, un muchacho de la escuela, queda enamorada de él y lo sigue hasta su casa.

Mancia dice a María que le echó las cartas y muy pronto va a conocer a un hombre maravilloso, pero lleno de problemas.

Después del accidente, Santos recobra el sentido y comienza a caminar, se encuentra con un migrante, quien le dice hacia dónde está el río.

Justo le cuenta a Altagracia y a Wendy que no pudo reconocer el cadáver, por lo que le pidieron una muestra de saliva para hacer una prueba de ADN.

Santos, desde una caseta telefónica, llama a su mamá para avisarle que esta vivo; después llama a Guiuliano, quien se sorprende de que esté vivo y le dice que necesita que le firme unos papeles. Santos le da una dirección de donde se encuentra.

Guiuliano manda a cuatro tipos con vestimenta de policías para maatar a Santos.

Santos logra escapar de los falsos policías y en el camino encuentra a Don Rigo, un señor que lo ayuda a escapar de los tipos que los persiguen.

Altagracia y Justo están felices porque Santos está vivo; ella le pide que mueva todas sus influencias para que descubran que Santos es inocente.

Santos entra al bar y le dice que pregunte por Lalo. Sale María a cantar y queda sorprendida al ver a Santos.

Santos forcejea con Pichi, hace un movimiento muy brusco y está a punto de tirar a María; la sujeta por la cintura, quedando muy cerca uno del otro. El Coloso está celoso porque se da cuenta de su interés por María.

0

3

capítulo 3

Ayuda desinteresada

Justo asegura que Santos estaba siendo seguido por la Policía Federal de Investigaciones y creen que es culpable.

El comandante Derecho cuenta a la teniente Curtis que el cadáver que encontraron no es el de Santos.

María convence a Mirna para que deje hacer la llamada que Santos requiere para pedir ayuda, a cambio, le firma un vale. Santos llama a Michael para decirle que está vivo. Giuliano va al Hotel de Michel y escucha que está hablando con Santos, asegura que éste está detrás de todo, le pide que se aleje y no confié en él.

Santos le cuenta a Michael que conoció a María.

Rubén llega al bar a pedirle disculpas a María por lo ocurrido días antes. María le exige que deje de buscarla.

Giuliano continua escuchando la conversación de Michael, le apunta con su pistola, pero la llegada de la camarera evita que le dispare, Giuliano sale del motel.

María agradece a Coloso que la haya defendido, pero no quiere más problemas porque Don Concho la despediría.

Mirna sorprende de nuevo a los mariachis tomando un descanso y les pide que vayan al escenario, María comienza a cantar. Santos termina su llamada y está por salir, pero se detiene a escuchar la canción de María.

0

4

capítulo 4

Curando el corazón

Ana le coquetea a Santos y le invita un tequila.

Al salir del bar, María detiene a Santos para preguntarle si su amigo lo va a ayudar. Coloso vuelve a ver a María y Santos juntos y de nuevo se acerca porque se siente celoso.

Giuliano denuncia con la policía a Michael. La policía toca al cuarto de Michael, él se asusta y tira los papelitos donde anotó algunos datos, la policía vuelve a tocar y amenazan con tirar la puerta si no abre. Finalmente, entran y lo detienen.

Santos sale del bar y se da cuenta de lo solo que está, en ese momento sale María y se encuentra a Santos. Le pregunta a Santos su nombre y él recuerda lo que le dijo Michael. Inventa que se llama Jorge Alfredo Vargas.  María se da cuenta que tiene una gota de sangre en la camisa, lo revisa y descubre que tiene una herida así que le ofrece ir a su casa para curarlo.

Pichi es el único que se da cuenta de que María y Santos salen juntos y seguramente se dirigen a casa de María, se lo dice al Coloso.

Mientras caminan, Santos llama a María, Perla, y ella le aclara que Perla es su nombre artístico. Se presenta como María Mendoza. Santos le dice que su nombre es hermoso como ella.

Llegan a casa de María, ella va por las cosas para curarlo, Amalia se despierta y, espantada, descubre a Santos; le pregunta qué es lo que hace en su casa a esas horas de la noche. María le explica a Amalia quién es Santos y que está herido.

Coloso se molesta al saber que Santos y María se fueron juntos, dice que cómo es posible que Santos se haya ido con su mujer. Fernando le aclara que María no le ha dado entrada para que le la llame su mujer.

María le explica a Amalia quién es Santos y que está herida. Amalia dice a María que apenas lo conoce y puede ser peligroso que lo haya llevado a su casa.

Coloso quiere llamar a maría por teléfono, Fernando le dice que ya es muy tarde.

Isabel se despierta y se levanta, ve a Santos y lo saluda. Santos le dice que es una muñequita preciosa. Amalia termina de limpiar la herida de Santos, le pide a María que le ponga los vendoletes. Isabel le dice que si quiere tomar su mano, así como de ella toma la mano de su madre cuando María le pone alcohol cuando se raspa las rodillas.

El ardor hace que Santos se mueva, provocando que María tire el alcohol y se agache, justo cuando Santos gira la cara. Ambos se rozan nuevamente los labios, cerca uno del otro.

Coloso llama por teléfono a María y le dice que irá a su casa.

0

5

capítulo 5

Huir de nuevo

Michael no pudo enviarle el dinero a Santos porque lo aprehendieron, a éste se le hace raro y desde el centro de negocios del hotel, no le queda más que avisarle a su madre que está bien.

Un hombre en el hotel reconoce a Santos y llama a la policía.

Amalia nota que su hija María está muy interesada y preocupada por el hombre al que salvó la noche anterior.

Santos descubre que Michael fue detenido.

Amalia nota algo raro en la historia que Santos le dio a María de que era mecánico y trailero. Amalia asegura que ella pensaba que él era profesionista, pues la riqueza, como la pobreza, no se pueden ocultar,

Los agentes llegan a preguntar por Santos a la recepción del hotel, éste se da cuenta y va por sus cosas a la habitación, mientras lo buscan en el Centro de Negocios.

Antes de escapar, Santos regresa por el papelito donde María le anotó su teléfono.

Santos se topa de frente con un payaso saliendo del elevador.

Paloma toca el timbre de la casa del muchacho que le gusta y corre a esconderse en una esquina, sólo para verlo.

Santos logra salir del hotel sin ser visto por la policía, pero descubre que todo lo que ama está destruido.

María piensa que Santos es como todos los hombres, porque se fue sin despedirse, pero en ese momento él la sorprende en su camerino con un ramo de rosas. Mirna le avisa al Coloso que María está con el Pocho en su camerino.

María le reclama a Santos que no le dijera lo que había sucedido con él, pues estaba preocupada. Santos le pide perdón. Ella lo persona porque no le pasó nada y porque nadie le había regalado nunca un ramo de flores.

El comandante recibe una información de que Santos Martínez de la Garza empeñó unas joyas en Texas.

Santos le comenta a María que su amigo ya no pudo enviarle dinero y que su familia es muy humilde, por lo que no puede recurrir a nadie.

El Coloso descubre a María y Santos en situación muy romántica, descubre que se atraen mucho y se enfrenta a él, pero Don Concho lo interrumpe y al saber que Santos viene de Los Ángeles, le simpatiza.

Elvira llega a Ay Jalisco, no te rajes, levantando miradas y piropos de todos.

Jorge Alfredo (Santos) y Concho brindan. A Elvira le atrae de inmediato el amigo de su papá y busca que se lo presenten.

El Coloso le dedica a Jorge Alfredo la canción de Estos celos.

0

6

capítulo 6

Celos colosales

Fabián le advierte a Rubén que debe tener cuidado porque Lorena ya se dio cuenta de que está interesado en María y puede perder demasiado.

Ahora es María la que canta y al final le hace un desprecio al Coloso, éste enfurece.

Concho le dice a Jorge que María es una muchacha muy decente y seria, que muchos la han querido conquistar, pero no han podido. En ese momento llega Rubén.

Coloso discute con María por Jorge Alfredo, porque le dice que es un mentiroso que sólo quiere abusar de ella. María lo defiende. El Coloso le dice que no le quitará los ojos de encima y se va a su camerino.

Coloso se empieza a desvestir, de pronto unas manos de mujer lo abrazan por detrás y descubre que se trata de Elvira.

Don Concho presenta a Rubén y Jorge Alfredo, y les ofrece un tequila. Rubén dice que no beberá porque va a invitar a cenar a María. Jorge lo ve con desconfianza y un poco de celos.

Coloso le dice a Elvira que ya sabe que no debe entrar a su camerino, porque nadie debe enterarse de su relación.

Aba le avisa a María que Rubén acaba de llegar y está sentado en la misma mesa con Jorge Alfredo.

Concho le comenta a Elvira que Rubén invitó a cenar a María, Elvira le dice a Pamela y Daniela que María es la amante de Rubén.

María se acerca a la mesa donde están Rubén y Jorge. Jorge le entreha un regalo, María lo rechaza. Rubén la invita a cenar, pero María le dice que ya Jorge la había invitado. María y Jorge van a salir del bar y Coloso los detiene, le advierte a Jorge que si algo le pasa a María, se las verá con él.

Finalmente, María y Jorge salen del bar, él le pregunta cuántos enamorados, ya que quiere saber cuántos enemigos tendrá, de pronto escucha al organillero y empieza a cantar ante el asombro de María.

María y Santos continúan cantando, mirándose muy emocionados; laq gente los rodea y ovaciona por lo bonito que cantan.

Amalia está muy preocupada porque María no lleha y se levanta de la cama.

Santos le cuenta a María que su abuelita lo enseñó a ser entonado y a proyectar la voz, dice que era muy tierna y linda como ella. Santos mira extrañado a María porque conforma van caminando, no deha de mirar hacie el piso. Ella le explica que es para medir las sombras y darse cuenta si alguien los está siguiendo y a qué distancia se encuentra. María le dice a Santos que a la virgen María, ella le dice virgen bonita; él le dice que ahora a ella la llamará así: bonita. María se siente halagada.

María lleva a Santos a una pensión, él mira horrorizado el lugar, porque es muy feo, pero se consuela al saber que es muy cerca de la casa de María. María pide a Doña Prudencia que le de un cuarto a Jorge Alfredo; éste sólo tiene cien pesos para dejar de depósito y Doña Prudencia se los acepta, con la promesa de que en unos días le dará el resto.

Fernando aconseja al Coloso que se olvide de María, porque ella nunca lo va a aceptar.

Amalia llama al Coloso para preguntarle por María, ya que no ha llegado y está muy preocupada, él le dice que se fue con Jorge Alfredo y aprovecha el momento para hablar mal de él y aconsejar a Amalia que no le tengan confianza. Amalia queda más preocupada por María, ante las cosas que Coloso le dice.

María y Santos van al cuarto que le asignan a él y quedan sorprendidos al ver que es muy feo y sucio.

Coloso dice a sus amigos que le va a hacer la vioda imposible a Jorge Alfredo para que se vaya para siempre.

Jorge Alfredo se empeña en llevar a María a su casa porque ya es muy tarde, le agradece con todo el corazón por lo que ha hecho por él, están a punto de besarse, pero él se arrepiente, recordando que se irá pronto y no está bien que la ilusione, aunque tenga muchas ganas de hacerlo. María queda un poco decepcionada porque quería que Jorge Alfredo la besara.

Coloso, Susanito, Siete mares y Aventurero llegan a la vecindad de María para asegurarse que ella está bien.Santos se sorprende al ver en la entrada de la vecindad a Coloso y sus amigos. Coloso le dice que como no ha entendido razones, tendrá que hacer que entienda de otra manera.

0

7

capítulo 7

Celos colosales

Coloso le exige a Santos que se aleje de María, pero él le pregunta quién es para decidir quién se acerca a ella. Los amigos de Coloso no lo dejan que arme un escándalo.

Antes de dormir, Santos y María se recuerdan. Santos piensa que le gustaría enamorarse, pero no puede hacerlo porque tiene que regresar a Los Ángeles. También María piensa que le gustaría enamorarse de Jorge Alfredo, pero no puede hacerlo porque él se va a ir para siempre.

Al día siguiente, los ruidos de la calle despiertan a Santos, quien se pone triste al darse cuenta de dónde está.

María prepara sábanas y toallas limpias, dice a Amalia que se las va a llevar a Jorge Alfredo. Isabel le da un jabón para niños a María, para que se lo lleve de su parte a Jorge Alfredo. Amalia, preocupada, se da cuenta de que María ya está enamorada.

El comandante Derecho dice a la teniente Curtis que alguien está ayudando a Santos, deciden investigar si sigue en El paso, Texas, o se regresó a la Ciudad de México y están seguros que lo atraparán pronto.

Santos respira aliviado al ver que María fue a ayudarlo a arreglar su cuarto. Él se va a bañar, mientras ella limpia el lugar. Irasema, una de las huéspedes de la pensión, con pinta de prostituta, ve a Santos saliendo del baño y le coquetea, pero él se sigue de largo.

Santos queda sorprendido y emocionado al ver qué hermoso quedó su cuarto con los arreglos que María le hizo. Santos, muy emocionado, le dice a María que aunque conoce poco de ella, le puede asegurar que es lo mejor que le ha pasado en la vida. Irasema se asoma al cuarto de Santos y le dice que cuando quiera una visita, sólo la llame; María, celosa, le dice que su esposo no necesita que lo visitan. Santos se emociona con lo que María dice.

Paloma se va triste y desilusionada porque va a tocar a la casa de Rodrigo y nadie le abre.

Irasema le pide disculpas a María por lo que dijo. Santos le dice a María que por lo menos Irasema fue amable, en cambio, uno de sus enamorados volvió a amenazarlo.

Coloso va a buscar a María a su casa, pero Isabel le dice que fue a ver a Jorge Alfredo y, en confidencia, le dice que ella cree que ya son novios.

Irasema le dice a Santos que se nota que María está muy enamorada de él.

Elvira le cuenta a Lourdes que Jorge Alfredo es un hombre muy guapo; Concho les dice que es muy culto y distinguido, y quiere que su bar se llene de ese tipo de gente. Lourdes incita a Elvira a que conquiste a Jorge Alfredo.

María cuestiona a Santos sobre su familia, pero se da cuenta de que él evade hablar de ese tema.

Santos le dice a María que Irasema le dijo que se notaba que ella estaba enamorada de él, María le dice que es una tontería, porque él se va a ir en tres semanas.  Santos le pide a María que lo ayude a buscar trabajo, ella ofrece hablar con Don Concho para que lo contrate aunque sea de garrotero.

Coloso le habla muy mal de Jorge Alfredo a Amalia.

Coloso va a la pensión a ver si María está con Jorge Alfredo, éstos salen antes de que llegue.

María quiere conseguirle a Jorge Alfredo trabajo de cantante.
Celos colosales

Coloso le exige a Santos que se aleje de María, pero él le pregunta quién es para decidir quién se acerca a ella. Los amigos de Coloso no lo dejan que arme un escándalo.

Antes de dormir, Santos y María se recuerdan. Santos piensa que le gustaría enamorarse, pero no puede hacerlo porque tiene que regresar a Los Ángeles. También María piensa que le gustaría enamorarse de Jorge Alfredo, pero no puede hacerlo porque él se va a ir para siempre.

Al día siguiente, los ruidos de la calle despiertan a Santos, quien se pone triste al darse cuenta de dónde está.

María prepara sábanas y toallas limpias, dice a Amalia que se las va a llevar a Jorge Alfredo. Isabel le da un jabón para niños a María, para que se lo lleve de su parte a Jorge Alfredo. Amalia, preocupada, se da cuenta de que María ya está enamorada.

El comandante Derecho dice a la teniente Curtis que alguien está ayudando a Santos, deciden investigar si sigue en El paso, Texas, o se regresó a la Ciudad de México y están seguros que lo atraparán pronto.

Santos respira aliviado al ver que María fue a ayudarlo a arreglar su cuarto. Él se va a bañar, mientras ella limpia el lugar. Irasema, una de las huéspedes de la pensión, con pinta de prostituta, ve a Santos saliendo del baño y le coquetea, pero él se sigue de largo.

Santos queda sorprendido y emocionado al ver qué hermoso quedó su cuarto con los arreglos que María le hizo. Santos, muy emocionado, le dice a María que aunque conoce poco de ella, le puede asegurar que es lo mejor que le ha pasado en la vida. Irasema se asoma al cuarto de Santos y le dice que cuando quiera una visita, sólo la llame; María, celosa, le dice que su esposo no necesita que lo visitan. Santos se emociona con lo que María dice.

Paloma se va triste y desilusionada porque va a tocar a la casa de Rodrigo y nadie le abre.

Irasema le pide disculpas a María por lo que dijo. Santos le dice a María que por lo menos Irasema fue amable, en cambio, uno de sus enamorados volvió a amenazarlo.

Coloso va a buscar a María a su casa, pero Isabel le dice que fue a ver a Jorge Alfredo y, en confidencia, le dice que ella cree que ya son novios.

Irasema le dice a Santos que se nota que María está muy enamorada de él.

Elvira le cuenta a Lourdes que Jorge Alfredo es un hombre muy guapo; Concho les dice que es muy culto y distinguido, y quiere que su bar se llene de ese tipo de gente. Lourdes incita a Elvira a que conquiste a Jorge Alfredo.

María cuestiona a Santos sobre su familia, pero se da cuenta de que él evade hablar de ese tema.

Santos le dice a María que Irasema le dijo que se notaba que ella estaba enamorada de él, María le dice que es una tontería, porque él se va a ir en tres semanas.  Santos le pide a María que lo ayude a buscar trabajo, ella ofrece hablar con Don Concho para que lo contrate aunque sea de garrotero.

Coloso le habla muy mal de Jorge Alfredo a Amalia.

Coloso va a la pensión a ver si María está con Jorge Alfredo, éstos salen antes de que llegue.

María quiere conseguirle a Jorge Alfredo trabajo de cantante.

0

8

capítulo 8

Santos es el nuevo mariachi

Don Concho se niega a contratar a Jorge Alfredo, porque cree que lo engañó y sólo es un mecánico, además de que no tiene papeles; María le dice que él siempre anda buscando gente que tenga buena voz y Jorge Alfredo tiene una voz espectacular.

Coloso se molesta al ver a sus amigos platicando con Jorge Alfredo; dice a éste que ya sabe sónde vive para cuando se le ofrezca verlo.

María le avusa a Jorge Alfredo que le consiguió trabajo de cantante, éste y Coloso quedan sorprendidos.

Lourdes hace que Elvuira se compre un vestido muy atrevido para que conquiste a Jorge Alfredo.

Jorge Alfredo le dice a María que es muy tímido y no se atrevería a pararse en la tarima a cantar; escucha que Don Concho le dice a María que si él no canta, la va a correr; Santos le dice a Don Concho que sí va a cantar. Coloso le pide a Don Concho que lo deje escoger la canción que va a cantar Jorge Alfredo. Santos dice a María que la próxima vez que escuche que Don Concho la trate mal, no se lo va a permitir.

Coloso le dice a Santos la canción que cantará; María reprocha que es una canción muy difícil, pero a Don Concho le parece bien. Santos le pone como condición a Coloso que si canta bien, dejará de decirle Pochito, él acepta. Santos inicia sin fuerza la canción y se le olvida la letra, trata de hacerlo mejor, pero no lo logra. Don Concho se desespera y le dice a María que está despedida. Coloso se burla de Santos, éste se envalentona y comienza a cantar muy bien la canción; logra que Don Concho le preste atención.

Lourdes y Elvira llegan en ese momento para escuchar cantar a Santos. Todos ovacionan a Santos por cantar tan bien, ante la furia del Coloso y la admiración de María.

Santos tiene un fran éxito, la mayoría de los mariachis lo felicitan. Coloso le dice a Don Concho que si va a contratar a Jorge Alfredo, quiere hablar con él a nombre de todos sus compañeros.

Santos le dice a María que cantó así por ella, ya que no podía permitir que la corrieran. Él le dice que ni dándole su corazón, le podría pagar todo lo que ha hecho por él.

Don Concho dice al Coloso que desde que murió el papá de María, no había vuelto a escuchar una voz como la de Santos. Coloso dice a Don Concho que a sus compañeros no les va a gustar que un recién llegado gane lo mismo que ellos; Don Concho le asegura que no le dará el mismo sueldo. Coloso queda furioso, pero con el firme propósito de hacerle la vida imposible a Santos.

0

9

capítulo 9

Furia colosal

Amalia le dice a Mancia que teme que María se enamore y se equivoque, como le pasó a ella; Mancia le aconseja que le cuente la verdad a sus hijas sobre su padre, pero ella se niega.

Santos, sin molestarse, le dice al Coloso que va a aceptar que le pague la mitad, ya que haberlo humillado delante de todos y que Don Concho lo haya contratado, compensan lo que no le quiere pagar. Coloso le advierte que se va a encargar de hacerle la vida miserable, pero Santos no se intimida.

Derecho y Curtis van a preguntar a Justo y Altagracia si tienen alguna información sobre Santos, ya que él se ha dedicado a dejar pistas falsas para que no lo puedan encontrar.

Santos queda embobado con María al verla con su traje blanco de mariachi, están a punto de besarse, pero en ese momento llega Mirna a interrumpirlos.

Derecho y Curtis dicen a Justo y Altagracia que al parecer, Santos está recibiendo ayuda de organizaciones criminales; Justo se molesta con especulaciones y les cuenta que alguien descompuso la avioneta de su hijo y que tal vez esa persona es la culpable del lavado de dinero, les exige pruebas contra su hijo antes de que lo sigan difamando, o pedirá la intervención del procurador.

Elvira, coqueta, dice a Santos que quiere presentarle a su mamá, en ese momento se acerca Don Concho e impide que sigan platicando. Éste advierte a Santos que la primera regrla de su var es que nadie intente meterse con su hija. Don Concho le cuenta a Elvira y Lourdes que Jorge Alfredo es un Don nadie y no quiere eso para su hija; Lourdes le da la razón, pero Elvira está decidida a conquistarlo.

Leticia reprocha a Ana que esté enamorada de Fernando, pero lo trate tan mal, ella le dice que no quiere ser como las mujeres que se le lanzan cada vez que lo ven.

Coloso le dedica una canción a Jorge Alfredo y logra molestarlo.

Coloso le dice a sus amigos que no pueden ir a dar serenatas porque La Mariachera está descompuesta. Susanito dice que Jorge Alfredo es mecánico y la puede arreglar, el Coloso lo duda, pero Santos dice que le va a demostrar que es mecánico.

María espera a Santos junto a un farol, mientras él arregla La Mariachera.

Fernando obliga al Coloso a pagarle a Santos por arreglar la camioneta. Santos recibe el dinero y le extiende la mano al Coloso, pero cuando éste le extiende la suya, Santos quita su mano, todos los mariachis se burlan del Coloso.

Santos se acerca a María y debajo de la luz del farol, la abraza por la cintura y ella recarga su cabeza en el pecho de él; Santos le besa la cabeza y quedan abrazados.

0

10

capítulo 10

Evidencia

Santos cree que su mamá le mandó a María para protegerlo. Altagracia llora acariciando una foto de Santos.

El Coloso le confiesa a Fernando que en realidad ama a María, canta Triste payaso, que refleja su sentir y se echa a llorar.

Todos los empleados de Ay Jalisco, no te rajes preparan un altar de muertos para Pedro Infante y sus difuntos como homenaje a ellos.

Giuliano avisa al padrino que él mismo llevará la evidencia contra Santos a la estación de policía.

Doña Prudencia le lleva una serenata a Pedro Infante en su tumba con los mariachis. Le cantan Amorcito corazón.

El comandante Derecho recibe un sobre con unas fotografías de Santos con varios delincuentes.

Paloma se desilusiona porque va a tocar a la casa de Rodrigo y nadie sale a abrirle.

Rodrigo le pregunta a Gloria cuándo le va a decir a qué fueron a la Ciudad de México. Ella le dice que lo hará en su momento y cambia el tema.

Elvira llega al departamento del Coloso; tienen relaciones sexuales en el baño.

María le cuenta a su mamá y hermanas que Jorge Alfredo va a trabajar como mariachi en el var; Amalia le reprocha lo que está haciendo con él, ya que eso sólo lo hace una mujer enamorada.

Santos recuerda las veces que ha estado a punto de besar a María, pero dice que no puede ilusionarla porque se tiene que ir.

Amalia dice a María que lo único que quiere es que no sufra, ya que no conocen a Jorge Alfredo, pero María dice que es el hombre más bueno del mundo.

Santos llega a la casa de María y hace sentir bien a Paloma llevándole un ramo de flores; ésta le pregunta si es el príncipe, pero María cambia el tema. Amalia se porta seria, pero amable con Santos. Éste se sorprende al ver la unión familiar en esa casa y la oración para dar gracias por los alimentos.

El comandante Derecho va a enseñarle a Justo las fotografías de Santos con varios delincuentes, para que acepte la culpabilidad de su hijo; Justo no lo puede creer.

Elvira le pregunta a Coloso por Jorge Alfredo, inventa que le gusta a Carmela, pero él le dice que es un mentiroso y quiere descubrirlo.

Santos le pregunta a María qué significa lo del príncipe, ella le cuenta que Mancia le leyó las cartas y le dijo que llegaría un príncipe de tierras lejanas del cual se enamoraría; Sanros le pregunta si se enamoraría de él, pero ella evade contestar.

Santos escribe un correo electrónico para su familia en donde les reitera que es inocente y que está sufriendo por estar lejos de ellos; María lo ve llorar y se acerca a limpiarle las lágrimas.

María se escandaliza al saber que Don Bulmaro le quiere rentar el traje de mariachi a Santos por 250 pesos diarios y no acepta. Un niño se acerca a venderle unos mazapanes a Santos, quien por la insistencia, no tiene más remedio que comprarlos y se los regala a María para que recuerde que un hombre invirtió yodo lo que tenía en ella.

María le aconseja a Jorge Alfredo que compren la tela para su traje y así saldrá más barato, ofrece pedir prestado para comprar la tela, pero él se niega a seguir dependiendo de ella y decide rentar el traje porque además será por poco tiempo.

Doña Prudencia le dice a Amalia que Jorge Alfredo es un buen muchacho, pero Amalia siente que él sólo hará sufrir a María.

Santos recibe respuesta de su papá en la que le dice que recibió pruebas de su culpabilidad, por lo que le pide que regrese de inmediato para que se entregue; Santos queda furioso y dolido de que su padre dude de su inocencia.

0

11

capítulo 11

El primer beso de Santos y María

María llega al var y se preocupa al no encontrar a Jorge Alfredo allí, ya que quedó de pasar por ella, cree que algo le pasó y decide ir a buscarlo.

Santos está acostado, descalzo, muy deprimido; María llega en ese momento a buscarlo y le pregunta qué le pasa, él le dice que recibió un mensaje desgarrador de parte de su familia y cuando María le pide que le cuente, Santos le dice que está cansado de abrumarla con sus problemas y de ver que todo el tiempo se sacrifique por él. Le pide que lo deje en paz y se vaya; María queda dolida por su actitud y se va.

Giuliano habla con Bruno, quiere involucrar a Wendy, como una de sus cartas fuertes para salir bien librados del asunto del fraude.

María va llorando bajo la lluvia. Sanros, con todo su coraje le grita: "¡Bonita!" y descalzo, sale corriendo tras ella. Santos alcanza a María a la altura del Ángel de la Independencia, le pide que lo perdone y al ver que está llorando, le dice que daría su vida por no verla llorar y comienza a vesarle la cara, hasta que su boca llega a la boca de ella y se funden en su primer beso de amor bajo la lluvia, enmarcados por el Ángel de la Independencia.

Después de besarse, Santos y María se sienten confundidos, pero ella no permite que él diga algo, sólo le ofrece su ayuda para lo que necesite; Santos le dice que lo ayuda estando a su lado. María le pregunta a Santos si su sufrimiento es por una mujer, pero él le dice que a las únicas mujeres que ama con todo su corazón son su madre y su hermana. Confiesa que nunca se ha enamorado.

Altagracia reprocha a Justo que dude de Santos, ya que no se lo merece porque, aunque siempre ha sido exigente con él, lo ama demasiado como para manchar su nombre y le aconseja que escuche a su corazón.

Amalia reprocha a María que por culpa de Jorge Alfredo se ha vuelto muy desconsiderada con ella y está comenzando a odiar el momento en que lo conoció.

Santos llora porque su papá duda de su inocencia. Justo, por su parte, se siente atrormentado porque no sabe qué pensar de Santos.

María trata de que Amalia vea a Jorge Alfredo con otros ojos, pero ella sólo puensa que es un vividor y que le va a hacer daño.

Santos tiene fiebre y sueña que Justo es un policía y lo detiene por el supuesto fraude que cometió.

María observa el traje de mariachi de su papá, toma la llave para abrir la vitrina y duda. Por la mañana, Amalia se da cuenta de que el traje de mariachi de Pedro ya no está en la vitrina.

0

12

capítulo 12

Este martes en Qué bonito amor

El monedero de Amalia se queda tirado en el cuarto de Santos sin que ellos se den cuenta.

Coloso le advierte a Fernando que ya lleva dos y la tercera es la vencida.

Don Braulio, el casero de Amalia, la encuentra afuera de la pensión, le recuerda que le deben 4,500 pesos de la renta; comienza a coquetearle con descaro; Santos ve y escucha todo desde la ventana de su cuarto.

Paloma vende sus dulces afuera de la escuela, se emociona al ver a Rodrigo saliendo; éste se acerca a ella, pero en ese momento Vanesa y sus amigas hacen que Paloma se caiga y tire sus dulces. Rodrigo ayuda a Paloma a levantarse y a recoger sus dulces, no le hace caso a Vanesa. Rodrigo le dice a Paloma que tiene un nombre muy bonito, ella le regala un dulce como bienvenida a la escuela.

Amalia intenta huir de Braulio, pero él la detiene por el brazo y continúa haciéndole insinuaciones; Santos sale en ese momento y defiende a Amalia. Ella le pide que no le cuente a María lo que sucedió.

María ve un anuncio en el periódico sobre un concurso de mariachis, pero en esa misma portada se ve la nota de que Santos Martínez de la Garza sigue prófugo.

Derecho y Curtis planean seguir presionando a la familia de Santos para hacer que él regrese a Los Ángeles, California.

Bruno dice a Giuliano que no se siente capaz de culpar a Santos ante Wendy, pero él le deja claro que si no lo hace, él y Arnold serán los que paguen por todo.

Bruno se conmueve mucho al recibir a Wendy en la sala de visitas de la cárcel, ella está destrozada y llorando.

Don Concho le advierte a Elvira que no la quiere cerca de Jorge Alfredo, pero ella no está dispuesta a obedecerlo.

Elvira se encuentra con el Coloso y lo besa con pasión; el Barítono los ve sin que ellos se den cuenta. El Coloso reclama a Elvira que lo vaya a meter en un problema si alguien llega a verlos.

María llega a ver a Santos y molesta, le pregunta por qué le ocultó la verdad, él cree que se refiere a su huída de Los Ángeles, pero ella le dice que ya sabe lo que sucedió con el Coloso, le pide que nunca vuelva a decirle una mentira.

Elvira le pregunta al Coloso cuándo comienza a cantar Jorge Alfredo, él se molesta y ella confiesa que sí le interesa, pero a él también le conviene, ya que así tendrá el camino libre con María; al Coloso le agrada esa idea.

Wendy le exige a Bruno que le diga la verdad, él, mintiendo, le dice que Santos fue el único culpable de todo y sólo los utilizó a Arnold y a él.

María dice a Santos que le tiene una sorpresa que le va a cambiar la vida. Santos le dice a María que lo mejor será que no vuelvan a verse nunca más.

0

13

capítulo 17

Jorge Alfredo canta su amor

Fernando trata de convencer al oficial de que Santos no hizo nada malo; el Coloso, aprovechando la situación, dice al policía que a Santos no lo conocen y que desde que lo recogieron, sólo se ha dedicado a molestar a una amiga de ellos.

María intenta estudiar, pero no puede por estar pensando en Jorge Alfredo.

Fernando convence al policía de que Santos no hizo nada malo y le pide que lo escuche cantar. Santos canta Qué bonito amor.

María recuerda todos los acercamientos que ha tenido con Santos.

Los policías sueltan a Santos. Ezequiel da una propina a Santos por lo bien que cantó. El Coloso, molesto, se niega a llevar a Santos de regreso a Garibaldi; Fernando lo enfrenta por abusivo y están a punto de agarrarse a golpes, pero Santos lo impide. Santos sigue tomando.

El Coloso se molesta al ver a Elvira esperándolo afuera de su departamento.

Santos va a buscar a María, quien se da cuenta que está borracho, él le dice que lo que está es enamorado de una mujer que no le hace caso y sólo está jugando con su corazón; María cree que habla de Elvira y se pone muy celosa. Santos asegura que ama a esa mujer como no volverá a amar a otra, le pregunta si no quiere saber quién es, pero María dice que no le interesa. María entra a ver si se despertó alguien de su casa, mientras Santos entra detrás de ella. Frente a una foto de María, Santos le dice que es una bruta porque no se ha dado cuenta que la ama a ella. María escucha y se emociona, ambos se declaran su amor y se besan con pasión.

Elvira dice al Coloso que ella lo va a ayudar a que recupere a María.

Santos dice a María que no debería amarla porque se va a ir, pero lo conquistó y ya no puede hacer nada, le pide que sea su novia y ella acepta. Acuerdan no hablar de que él se irá y sólo dejen todo en manos de Dios.

El Coloso y Elvira hacen el amor, apasionados.

Santos y María se despiden llenos de felicidad. Amalia se preocupa al saber que María ya es novia de Jorge Alfredo.

Mancia le recuerda a Susanito que un hombre decente llega virgen el matrimonio.

Santos va a pagarle a Braulio lo que le debe María de la renta, le dice que ya no tiene que ir a cobrarle ni a ella, ni a doña Amalia, ya que ahora será él quien vaya a pagarle y le aclara que si lo vuelve a ver molestando a Amalia, van a tener problemas.

Santos se entera que Isabel está castigada por haber reprobado matemáticas y le ofrece ayudarla a estudiar, ya que él es bueno en matemáticas.

Amalia dice a Santos que el Coloso tiene razón en dudar de él porque asegura no tener nada y sabe muchas cosas, le reprocha que sea novio de María y la vaya a hacer sufrir cuando se regrese a Los Ángeles, él le asegura que aunque se vaya, va a regresar y va a hacer feliz a María, pero Amalia lo duda.

Santos va por María para llevarla a la escuela, se da cuenta que le gusta una grabadora y promete regalársela, pero ella lo duda, ya que es muy cara.

Santos impide que un caballo se desboque y lastime a un niño, como agradecimiento, el fotógrafo le presta el caballo para que dé un paseo. El Coloso, el Aventurero, el Soñador y el Siete Mares ven a María y Santos sobre el caballo, besándose, El Coloso no puede creerlo.

0

14

capítulo 18

María se decide por Jorge Alfredo

?Coloso molesta a Santos, pero se porta tierno con María y la acaricia; Santos, sin pensarlo, salta del caballo y da un puñetazo al Coloso, le exige que no vuelva a tocar a su Bonita.

Fabián le recuerda a Rubén que su intención al conocer a María era llevársela a la cama y le aconseja retomar ese plan, porque está poniendo en riesgo su matrimonio.

María se interpone entre el Coloso y Santos para evitar que se golpeen, dice al Coloso que deje de insistir en algo que nunca será. El Coloso, para molestar a Santos, le acaricia el cachete a María. Santos se lanza sobre él y comienzan a pelear al estilo del cine de oro mexicano. María, furiosa, se va y los deja golpeándose.

En medio de la clase, Rodrigo da a Paloma una nota invitándola a dar una vuelta a la salida; ella acepta, mientras Vanesa los ve con enojo.

Después de un rato de estar peleando con el Coloso, Santos se da cuenta que María se fue, sube al caballo y va a buscarla. María está a punto de ser atropellada, pero Santos la rescata. María pide a Santos que no se vuelva a pelear con nadie y le asegura que el Coloso nunca va a significar nada para ella.

El Coloso llega muy triste a su departamento y canta una canción con mucho sentimiento. Al mismo tiempo, y teniendo como fondo esa canción, Santos y María pasean a caballo y disfrutan de su amor.

Ana y Leticia se sorprenden al ver a María y Santos llegando a caballo a la escuela.

Rodrigo pide a Paloma que ella decida a dónde van a pasear, ya que él no conoce la ciudad.

Santos le da al Barítono el dinero que le correspondía por la serenata; él no se lo quiere recibir, pero Santos le dice que es de la propina que le dieron y entonces lo acepta.

Santos pregunta a sus compañeros cómo le puede hacer para conseguir más dinero; Fernando le dice que puede ir a cargar bultos a la Central de Abasto.

Ana y Leticia le reprochan a María que haya aceptado a Jorge Alfredo, ella les dice que no le importa nada con tal de vivir un momento de felicidad a su lado.

El Coloso, furioso, dice a Santos que no le va a ser tan fácil quedarse con su chiquita; Santos le pide que entienda que ya no es su chiquita, porque ella lo prefirió.

Paloma y Rodrigo viajan en un microbús, cuando éste frena de repente, quedan muy juntos y se estremecen con la cercanía.

Santos va a la Central de Abasto, descarga un camión de fruta y verdura, y luego se pone a llevar cosas en un diablito que le prestan; queda muy cansado y con las manos muy lastimadas, pero feliz por haber conseguido el dinero que necesitaba.

Amalia está enojada porque Paloma le pidió permiso para ir a dar una vuelta y no ha regresado. María le pide que la entienda porque a los jóvenes se les va el tiempo sin sentirlo.

Paloma y Rodrigo pasean por el Centro Histórico, comen de un algodón de azúcar al mismo tiempo y sin querer, juntan sus labios, ambos se asustan.

El Coloso llega con un arreglo floral para María, ella cree que es Santos y lo llama mi amor; Coloso dice que se escucha muy bonito que lo llame así y sorprendiéndola le planta un beso muy cerca de los labios.

0

15

capítulo 19

Santos salva al Mil amores

Una lluvia de pétalos blancos, que Susanito arroja, cae sobre María y Santos, mientras ellos continúan besándose. María agradece a Santos haberle comprado la grabadora, pero se da cuenta que tiene las manos muy lastimadas, Susanito le cuenta que Santos fue a trabajar de cargador a la Central de Abastos. María dice a Santos que no tenía que haberse sacrificado de esa manera, pero él le dice que lo hizo por amor y eso es lo único que cuenta, se besan tiernamente.

Santos dice a María que si alguien le hubiera dicho que después de todo lo que ha pasado, su recompensa sería su amor, volvería a vivirlo todo con gusto. Santos le pide a María que lo enseñe a perdonar porque nunca ha perdonado, ella le dice que donde hay verdadero amor no existe el perdón.

El comandante Derecho y la teniente Curtis le enseñan a Justo una fotografía donde aparece Santos a caballo, junto con María, pero a ésta no se le ve la cara; el comandante Derecho dice a Justo que con esa foto tienen la confirmación de que Santos está en la Ciudad de México y pronto lo atraparán.

El Coloso y los demás mariachis ven a María y Santos besándose; el Coloso se vuelve a poner furioso e intenta echarle bronca a Santos, pero María lo impide. Coloso dice a Santos y a los demás mariachis que van a ir a dar una serenata, pero esta vez el que se quedará será Fernando, porque le ha hecho tres y no se las va a perdonar; Santos exige a Coloso que deje en paz a los demás y arreglen lo que hay entre ellos y lo que tenga con él lo arreglen, pero Fernando le pide que no se meta porque no vale la pena y se va.

Fernando sale del bar y se pone feliz al ver un mensaje en su celular, dice que al menos él va a tener su propia serenata.

Santos, Coloso y los demás mariachis llegan a dar la serenata a una casa; el hombre que los contrató dice que quiere una canción romántica porque desea que su mujer no lo abandone. Coloso canta Ella. Santos queda un poco rezagado del grupo y mientras los demás cantan, se da cuenta que por una ventana que está al costado de la casa, Fernando está intentando salir, a medio vestir y con sus cosas en la mano; Fernando se queda atorado en la ventana. Santos observa todo un poco preocupado, pero más divertido.

Fernando se da cuenta que Santos lo está viendo y le hace señas de que lo ayude porque no se puede zafar; Santos procura que nadie lo vea y se acerca a ayudar a Fernando. Éste se echa a correr para que nadie lo vea. Poco después, la mujer abre la puerta y sale a abrazar y perdonar al hombre de la serenata.

María se pregunta quién y por qué habrá lastimado tanto a Santos. Más tarde, Fernando busca a Santos y lo invita a cenar por haberlo ayudado. Santos y Fernando cenan; Santos alcanza a ver una nota en un periódico que dice: La policía de los Ángeles ha descubierto que el empresario Santos Martínez de la Garza está escondido en la Ciudad de México. Cuando Fernando va al baño, Santos aprovecha para tomar el periódico y arrancar la nota; Fernando lo ve de lejos y se regresa a preguntarle qué sucede. En ese momento tres hombres se acercan a Fernando, lo amenazan con cortarle las manos por haberse vuelto a meter con la esposa de su patrón.

El Aventurero trata de hacerle entender a Coloso que María no lo ama y nunca va a lograr algo con ella, pero Coloso está decidido a quedarse con ella.

Los tres hombres dicen a Fernando que por esa vez se la van a pasar, pero quien sí va a pagar por lo que hizo es su guitarra. Santos se levanta, dice que no conoce a Fernando y mejor se va para que arreglen sus problemas; Fernando cree que Santos lo está traicionando.

Coloso recuerda cuando vio a María besándose con Santos y derrama una lágrima porque de verdad le duele.

Cuando uno de los hombres que amenazan a Fernando va a terminar de abrir el estuche de la guitarra, Santos regresa en ese momento y le da un sillazo a uno de ellos; Santos y Fernando pelean con los hombres y cuando los controlan un poco, Santos rescata la guitarra, se van corriendo y logran escapar en un taxi. Fernando decide quedarse unos días en la pensión para que no lo encuentren.

María le cuenta a Amalia que Santos le regaló la grabadora, a ella se le hace muy extraño que necesite irse y todo el dinero que está ganando se lo gaste en María.

Fernando, agradecido, le recalca a Santos que le debe dos y se las va a pagar, aunque él le dice que no le debe nada. Santos no puede descansar tranquilo porque está seguro que no van a tardar en encontrarlo.

Fernando se pregunta por el recorte de periódico que tiene Santos.

Justo pregunta a Giuliano por qué en lugar de pedirle a Santos que se quedara a enfrentar las acusaciones, le aconsejó que huyera, le exige una explicación convincente.

Santos llega por María para llevarla a la escuela y mientras ésta entra por sus útiles, Isabel le cuenta que el Coloso le llevó flores a María, él queda muy molesto.

Justo le exige a Guliano que le dé pruebas de la inocencia de su hijo porque si no tendrá que cambiar de abogado.

0

16

capítulo 20

Santos se va

Santos le pide a María que recuerde que si algún día se va, regresará por ella.

María entra a su casa y se recarga en la puerta, muy feliz por todo lo que está sintiendo. Amalia dice a María que toda la vida ha esperado ver ese brillo en sus ojos y se siente muy egoísta por no alegrarse; desea que toda la felicidad que está sintiendo valga la pena para todo el dolor que se le avecina, pero María le dice que no tiene ninguna duda del amor de Jorge Alfredo porque es un hombre maravilloso.

Fernando se prepara para irse a trabajar, pero antes pasa al cuarto de Santos y lo enfrenta, le pregunta quién es en realidad y qué es lo que quiere, le enseña la información que obtuvo de internet y le pregunta si es cierto que es un delincuente llamado Santos Martínez de la Garza. Santos acepta que sí es él, pero dice que es inocente; Fernando se ríe con burla, ya que eso dicen todos, le asegura que no va a denunciarlo, pero le pone como condición que esa misma noche se vaya y se aleje para siempre de María.

Michael le asegura al Comandante Derecho que Santos es inocente y tiene que investigar a fondo para dar con los verdaderos culpables, el comandante dice que lo hará, pero le muestra la foto que le tomaron a Santos en el caballo, le dice que se está divirtiendo en México y por eso lo utilizó a él como chivo expiatorio; Michael no lo puede creer.

Fernando no le da oportunidad a Santos de contarle su verdad, sólo le exige que se vaya para siempre porque si no, le echará a la policía; Santos queda destrozado.

Fernando va por María y le inventa que Jorge Alfredo se siente mal de la gripa, la convence de ir a trabajar y no molestarlo.

Don Concho, incitado por Coloso y Mirna, se pone furioso contra Jorge Alfredo porque no llegó a trabajar y dice a María que le va a descontar dos días de sueldo, además de que es la última que le pasa.

María le reprocha al Coloso que se la pase haciendo cosas para hacer quedar mal a Jorge Alfredo; le echa en cara que tenga celos de él por su voz, pero sobre todo porque ella lo ama; le asegura que serán muy felices le pese a quien le pese.

Giuliano dice a Wendy que el que Justo quiera pruebas a favor de Santos va a entorpecer el juicio de Bruno; ella ofrece hacer lo que sea para que éste quede libre; Giuliano le dice que hay una forma en que ella puede ayudar, pero tendrá que ponerse en contra de su familia. A Wendy no le importa.

Santos, sufriendo, prepara su maleta para irse.

María dice a sus amigas que ahora, en cada presentación, usará su rebozo y una rosa roja en el pelo, como símbolo de su amor por Jorge Alfredo. S

antos sale de la pensión con su maleta; llega al lugar donde pasa el tren La bestia y junto con los migrantes, espera su llegada, teniendo como fondo la canción Ojalá que te vaya bonito, que en ese momento está cantando María en el bar.

0

17

capítulo 21

Santos debe decir la verdad

Fernando regaña a Santos por lo que pensaba hacer, ya que escogió la manera más riesgosa de llegar a Los Ángeles. Santos le cuenta a Fernando que cuando llegó a México lo hizo cruzando el río como migrante y aunque tiene mucho dinero, eso no le ha servido y menos ahora que perdió lo más valioso que ha tenido en la vida: su Bonita. Fernando dice a Santos que acepta escuchar su historia.

María, desolada, no puede creer que Jorge Alfredo se haya ido sin despedirse de ella.

Fernando reclama a Santos haberse hecho novio de María sabiendo que pronto se iba a ir y sólo la va a lastimar.

María no deja de llorar en toda la noche.

Santos y Fernando regresan a la pensión; Irazema le cuenta a Santos que María fue a buscarlo y le dijo que se fue; Santos corre a su cuarto y aliviado, se da cuenta que María no tomó la carta que le había dejado. Susanito ve a Irazema de lejos y queda muy sorprendido ante su belleza.

Santos cuenta a Fernando que alguien muy cercano a él utilizó su empresa y su nombre para lavar dinero, reconoce que esa persona hizo un trabajo perfecto.

Giuliano le entrega a Justo una copia de la investigación contra Santos, le dice que tiene muchas inconsistencias y con eso pueden mostrar su inocencia.

Wendy dice a Giuliano que está decidida a declarar lo que acordaron para salvar a Bruno de la cárcel.

Santos le cuenta a Fernando que huyó porque su abogado se lo aconsejó; Fernando acepta no denunciarlo, pero le pone como condición que le diga la verdad a María; Santos le explica a Fernando que no puede decirle la verdad a María porque sería convertirla en su cómplice y así, si algo pasa, ella sólo puede ser acusada de haber sido engañada.

Amalia encuentra muy mal a María, ésta le cuenta que Santos se fue sin despedirse y se echa a llorar, destrozada; Amalia le dice que le advirtió que él sólo quería jugar con ella.

Fernando acepta que por el momento, Santos no le diga la verdad a María.

El maestro le recuerda a Rodrigo que su permanencia en la secundaria no es definitiva y si no pasa el examen de español, será expulsado; Paloma se preocupa y a la salida, ofrece a Rodrigo ayudarlo a estudiar, ya que no quiere que se vaya de la escuela, él dice que tampoco quiere irse y la toma de la mano; ambos comienzan a enamorarse.

El médico dice a Gloria que ya es urgente que comience con las quimioterapias, ella se preocupa y se pregunta dónde estará Oscar.

Bruno y Arnold hablan de que Giuliano sólo los está utilizando en su beneficio.

El Coloso va a buscar a Elvira para contarle un plan que tiene para que seduzca a Jorge Alfredo.

María, muy triste, camina por la calle, choca sin darse cuenta con Santos y le reclama que se hubiera ido sin despedirse; Santos le explica a María que si no se despidió fue porque una lágrima suya hubiera sido suficiente para no irse; se dicen cuánto se aman y se besan tiernamente.

Fernando no se siente bien por estar ocultándole la verdad a María.

Elvira se viste muy sexy porque está segura que esa noche logrará su propósito con Santos.

Don Concho regaña a Santos por haber faltado y dice que no le pasará otra; al ver que trae puesto el traje que era de Pedro, le dice que éste era un farsante.

Fernando dice a Santos que quiere que le diga la verdad a María; Coloso llega en ese momento y les pregunta de qué verdad están hablando.

0

18

capítulo 22

Trampa para Santos

Santos se congela porque parece que Fernando le va a decir la verdad al Coloso, pero al final, no lo hace.

Elvira y sus amigas llegan al bar a pedirle dinero a don Concho, como parte del plan que tienen para que Elvira seduzca a Santos.

Elvira se da cuenta que Mirna y su papá están encerrados en la oficina de él y sospecha, pide dinero a su papá y le dice que su coche anda fallando.

Coloso molesta a Santos por no haber ido a trabajar el día anterior; Fernando aconseja a Santos que no haga nada, ya que de momento no le conviene meterse en más problemas.

Elvira se encuentra a Santos y le coquetea, hablándole muy cerca del oído; Leticia los ve y dice a Santos que tenga cuidado con lo que hace.

El Coloso canta una canción para molestar a Santos, al final, se tapa con el sombrero y parece que besa a María, pero sin hacerlo; Santos queda furioso y persigue al Coloso.

Las amigas de Elvira ayudan a ésta a descomponer su auto, esperando que el Coloso la ayude a cumplir con el plan. Elvira llama a don Concho y le dice que su auto se descompuso y cuando él quiere ir a auxiliarla, el Coloso le aconseja que mande a Santos, ya que éste en un buen mecánico. Don Concho dice a Santos que vaya a ayudar a su hija por todos los favores que le debe y la pone en sus manos para que llegue sana y salva a su casa.

Santos llega al lugar donde se encuentra Elvira con sus amigas; ésta finge sorpresa al verlo, pero cuando él descubre que desconectaron la batería a propósito, Elvira acepta que lo hicieron para que él fuera a rescatarlas; le pide que se quede un ratito con ellas y vayan a una fiesta, pero Santos se niega. Elvira se pone pesada y obliga a Santos a que vaya con ellas en el auto.

Leticia le cuenta a María que vio a Elvira coqueteando con Santos y él no se veía molesto para nada.

Elvira y sus amigas se la pasan tomando en el auto. Elvira maneja muy rápido; no se detiene en un alcoholímetro y hace que dos patrulleros en una patrulla los sigan. Elvira maneja a gran velocidad para perder a la patrulla y casi provoca un choque; en un crucero casi se voltea y Santos se golpea en la cabeza, quedando inconsciente.

El Coloso dice a María que Santos se fue de fiesta con Elvira, ella no lo puede creer y se preocupa de que él se haya enojado por el supuesto beso que le dio el Coloso.

Roxana va a buscar a Fernando, le cuenta que ya dejó a su esposo y quiere que estén juntos; uno de los hombres que siguen a Roxana, los ve.

Elvira llega al mirador de Cuernavaca y aprovechando que Santos está desmayado, Elvira lo besa y Daniela le toma una fotografía.

El Coloso recibe la fotografía de Santos y Elvira besándose; se la enseña a María para que le crea que Santos y Elvira se fueron de fiesta.

0

19

capítulo 23

María se desilusiona

María queda muy dolida al ver las fotos que le enseña el Coloso y dice a éste que es despreciable porque le encanta hacerla sufrir, se va llorando. Fernando dice al Coloso que es un hojaldra y le da un puñetazo.

Santos recobra el conocimiento; Elvira le dice que están en el mirador de Cuernavaca. Hay un grupo de muchachos bailando y tomando; Santos dice a Elvira que se tienen que ir porque tiene que llevarla a su casa, pero ella se niega, por lo que Santos comienza a caminar para irse solo. Elvira se acerca a decirle algo a sus amigas, quienes alcanzan a Santos y le dice que van a dejar sola a Elvira, le recuerdan que si algo le sucede, don Concho no se lo perdonará.

Coloso y Fernando se enfrentan y están a punto de agarrarse a golpes; Pichi se interpone entre ellos y es él quien recibe todos los puñetazos, hasta quedar desmayado. Fernando y Coloso lo auxilian y se culpan uno al otro.

María no termina de entender por qué Santos se fue con Elvira y se besó con ella.

Santos no tiene más remedio que regresar por Elvira, quien se desploma en sus brazos de lo borracha que está; la camisa de Santos queda manchada de maquillaje.

María va a buscar a Santos a la pensión y doña Prudencia le dice que no ha llegado.

Santos y Elvira entran a la ciudad, pero ella no despierta para decirle dónde vive, por lo que él toma su celular, marca al bar y le pregunta a Pichi el número de teléfono de Fernando. Santos llama a Fernando y le pide que lo ayude a llevar a Elvira a su casa.

María pide a Dios que no permita que se pierda el bonito amor que ella y Jorge Alfredo se tienen.

Don Concho llega muy tarde a su casa y cuando Lourdes lo cuestiona, él le dice que estaba trabajando, pero ella sabe que no es así y le pregunta qué es lo que está buscando en otra mujer que ella no le da y le advierte que la próxima vez que la vuelva a engañar, lo va a abandonar.

El Coloso dice al Aventurero que no va a parar hasta separar a su Chiquita de Santos, pero primero quiere averiguar qué secreto se traen éste y Fernando.

Santos, Fernando y Elvira llegan a la casa de ella, quien se empeña en abrir, pero no puede por lo borracha que está. Lourdes ve por la ventana a Santos, Fernando y Elvira, y sale a enfrentarlos, reclama a Santos que haya emborrachado a su hija y le asegura que hará que Concho lo corra. A Santos no le importa la amenaza de Lourdes, ya que al día siguiente sus amigos rendirán su declaración y él tendrá que regresar a Los Ángeles.

Fernando le cuenta a Santos que María vio unas fotos donde él se está besando con Elvira.

Amalia ve muy triste a María, pero ésta no le dice qué le pasa. Justo cuenta a Altagracia que en la declaración de Bruno hay varias contradicciones, por lo que espera todo esté a favor de Santos; a ella le preocupa Wendy, ya que está muy enamorada de Bruno. Wendy, en su recámara, sufre por lo que va a tener que hacer al siguiente día.

Santos cuenta a Fernando que estaba inconsciente cuando le tomaron las fotos, él le dice que va a estar difícil que le crea María.

Santos le reprocha a Fernando que se meta con puras mujeres casadas. Fernando va a ver a una de sus amantes y tiene que meterse debajo de la cama porque el esposo de ella llega de repente.

Santos va a buscar a María, ésta le reclama que se haya besado con Elvira y dice que está cansada de dudar de él y de que siempre tenga que darle explicaciones, le pide que le jure que no tiene nada que ocultar, él se queda callado; María le dice que su silencio es muy claro y se da cuenta que no vale la pena amarlo, le dice que lo mejor será que no se vuelvan a ver y le cierra la puerta. Santos y María quedan destrozados.

0

20

capítulo 24

Este jueves en Qué bonito amor

Amalia ve a María cubierta en llanto y le ofrece su apoyo; María se lo agradece y dice que ahora se va a dedicar a olvidar a Jorge Alfredo.

Santos, sufriendo por María, cree que al día siguiente, que todo se aclare, va a poder decirle toda la verdad.

María le pregunta a Dios por qué Jorge Alfredo la engañó de esa manera.

Al siguiente día, Santos, muy triste, cuenta a Fernando que María no quiere volver a verlo.

María dice a su mamá qué pasaría si todo lo que pasó con Santos fuera un malentendido, ella le dice que no se ciegue y vea la realidad.

Paloma pide permiso a Amalia para ir a la casa de Rodrigo; María ofrece acompañarla.

Fernando ofrece a Santos acompañarlo a ver la transmisión del juicio por internet.

Susanito se le escapa a Mancia para ir por las calles cercanas de la vecindad a buscar a Irazema, cuando la encuentra, Mancia llega por él y lo regresa a su casa.

El comandante Derecho y la teniente Curtis llegan al Palacio de Justicia, la teniente Curtis lo abraza para felicitarlo, pero él le dice que todavía no es el momento de felicitaciones. Comienza el juicio. Santos y Fernando llegan a un internet a verlo. Arnold dice algunas cosas que indirectamente acusan a Santos. Éste se pone furioso al escucharlo. Bruno declara que Santos los engañó a todos y que si huyó fue porque es el único responsable. Santos no lo puede soportar y sale del internet; va a una iglesia a pedirle a Dios que lo ayude a resolver sus problemas.

Justo interroga a Bruno, le pregunta por qué la policía lo encontró escondido en su oficina antes de ser detenido, él dice que tenía que revisar algunas cosas porque al siguiente día se casaba y no podía dejar pendientes. En ese momento, Wendy se levanta de su lugar y pide a su papá que se detenga, ya que todos saben que las pruebas acusan a Santos y él es el único culpable.

Santos dice a Fernando que acaba de comprobar que Arnold y Bruno están involucrados en el delito que se le acusa.

Lourdes le cuenta a Concho que Santos se fue de fiesta con Elvira y debe correrlo; Elvira dice a su papá que ella obligó a Santos a acompañarla, por lo que él dice que le llamará la atención. Lourdes, a solas, dice a Elvira que si se vuelve a ver con Santos, ella misma se encargará de que su papá la meta a un convento.

Santos dice a Fernando que va a contarle la verdad a María y luego se entregará a la policía.

Rubén presiona a su contacto para que le dé una cita a María, ya que tiene intención de alejarla de Santos y de Coloso.

María y Gloria se conocen y simpatizan, ésta le cuenta que está enferma y tiene que someterse a quimioterapias, pero necesita encontrar al padre de Rodrigo para que lo cuide; María le ofrece su ayuda.

Rodrigo queda decepcionado al saber que Paloma quiere su primer beso de amor el día de sus quince años.

Justo y Altagracia reprochan a Wendy lo que hizo contra Santos, ella queda llorando por el rechazo de sus padres.

Bruno dice a Giuliano que si no los saca pronto de la cárcel, dirá toda la verdad porque sabe que toda la información que tenía Justo, él se la dio.

Santos va a buscar a María, Amalia le reprocha todo el daño que le ha hecho, por lo que Santos le dice que fue para contarle toda la verdad a María.

0


Вы здесь » "Латинский Рай" - форум сайта латиноамериканской музыки, теленовелл и сериалов » Резюме ЛА сериалов » Как прекрасна любовь! / Qué bonito amor (Мексика) - резюме на испанск